Instagram y el Álter Ego

Estamos acostumbrados a ver vidas perfecta en instagram, sin detalles, sin errores. Los filtros y el photoshop se han convertido en herramientas indispensables para poder llevar una vida plena en las redes sociales, digamos que forman parte de nuestro “álter Ego”.

Estoy de acuerdo que cuidemos lo que compartimos, que seamos estéticos con nuestras fotos, pero cuando tus redes sociales difieren de tu realidad con una personalidad o una vida totalmente diferente, es lo que me parece mal.

El problema comienza cuando dejas que te consuma lo virtual y permites que afecta tu realidad. Aquí es cuando empiezas a basar todas tus decisiones y acciones en mentiras para “impresionar a personas que no conoces con cosas materiales que no tienes para satisfacer un estilo de vida que no existe o al menos, no es real”.

No les voy a mentir, hasta yo soy muy cuidadoso con el contenido que subo a mis redes porque me gusta que todo se vea bonito y limpio. Pero mas allá del hombre farandulero que puedo llegar a ser jajaja, con las fotos y demás, me considero muy hogareño y tranquilo, de pasar todo un día viendo películas, editando fotos por distracción y no por trabajo, escuchando música, etc.

Siempre digo que cada vez que llego a mi casa, paso el interruptor de Crondonm a Cesar Rondón y de alguna manera, dejo gran parte de mi mundo virtual  y de trabajo a un lado (porque no puedo desligarme completamente) para disfrutar de la tranquilidad y la paz que me brinda mi hogar. Es la mejor forma que encontré para no perderme, me va mejor, me siento mejor y sobre todo, vivo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: